Buscando a Isabel Carrasco

Al pam-pam esta vez le siguió un solitario vino. Para explicar esta frase, primero tendré que remarc