De como una elección municipal le explota en la cara al régimen

Desde el primer momento de las injustas y arbitrarias detenciones de los alcaldes de San Cristobal y San Diego, el Gobierno Revolucionario se dedicó a defender la historia de que dichos municipios se encontraban secuestrados por fuerzas opositoras aliadas con la “derecha facista”. Esta aseveración vino acompañada con afirmaciones de un “rescate” de dichos espacios por parte de las fuerzas revolucionarias a través de diversos planes de “paz”.

Pues bien, hoy los habitantes de estos municipios han dado una lección no sólo de civismo y democracia, sino también de coraje y valentía. Salieron todos en paz, orden y masivamente con el simple propósito de decir (a través de votos) que es lo que realmente quieren para sus municipios. Y he aquí lo que dijeron:

Grafico1

Distribución de votos válidos en las elecciones para alcaldes en los municipios San Cristobal y San Diego.

Tanto en San Diego como en San Cristobal, los candidatos de oposición sacaron 3/4 o mas de los votos válidos, dando a entender claramente que los habitantes de dicho municipio quieren un gobierno no socialista y no alineado con la revolución. Pero hay más, según los datos del CNE y comparando con la reciente elección de 2013, el partido de gobierno PSUV evidencia una enorme caída en votos, mientras que la opción opositora experimenta un aumento notable.

Grafico2

Comparación de votos válidos, elecciones años 2013 y 2014. Fuente CNE

Como se observa en el gráfico, el PSUV pierde en San Diego 2.631 votos y en San Cristobal son 5.104 votos. La MUD gana 4.245 votos en San Diego y 6.197 votos en San Cristobal. Hay algo bien interesante para hacer notar aquí: la cantidad de votos que el partido NUVIPA (otros) ha obtenido en esta elección ha aumentado en mas del 200%. Este punto no es relacionado con este post, pero merece una investigación aparte.

Conclusiones:

La derrota electoral del PSUV no sólo es contundente, sino que revela que no existe liderazgo de dicho partido en estas comunidades lo cual apuntala la tesis que este partido no tiene apoyo en sectores de clase media los cuales representan buena parte de los electores de estos municipios. Por otro lado, la MUD reafirma que sólo en unidad y presentando un programa claro y con objetivos concretos pueden lograr victorias contundentes. Es obvio que con este piso político relegitimado las autoridades recién electas pueden iniciar el proceso de presión para la devolución de las policías municipales y la liberación de los alcaldes injustamente detenidos.