Detrás de todo éxito hay una gran motivación, Muhammad Yunus un nuevo gurú para emprendedores del siglo XXI.

yunus

Muhammad Yunus es un banquero y economista Bangladés, desarrollador del concepto microcrédito. Fue galardonado con el premio príncipe de Asturias de la concordia en 1998, premio internacional Simón Bolívar en 1996 y con el Premio Nobel de la Paz de 2006 “por sus esfuerzos para incentivar el desarrollo social y económico desde abajo”.

Mucho hay que decir de este gran hombre; sin embargo, me concentrare en puntos clave que aporten a la visión emprendedora de todos nosotros.

La economía sigue siempre un principio de relatividad en cuanto a la escasez, cuando parece que la economía está estancada, de repente llegan cambios de paradigma que retumban en los márgenes de ganancia en las empresas.

En la historia hay varios ejemplos, como el descubrimiento de la banca por la familia Medici, quienes tras dedicarse a atender una caja de seguridad, donde la gente almacenaba el oro que juntaban pues era usado como medio de cambio, se hicieron de una gran reputación ya que otorgaban vales que podían intercambiar por el oro que almacenaban, respetando siempre el valor del mismo, lo que dio pie a que la gente de la ciudad dejara de cargar con el oro y en vez de eso comenzara a usar los vales, posteriormente tras un accidente la familia Medici se dio cuenta que podía imprimir más vales de lo que estaba almacenado y rápidamente el desempeño económico comenzó a desenvolverse mejor pues la gente comenzó a creer en los vales más que en el oro, esos fueron los comienzos de la banca moderna, cosa impensable para personas de la edad media, pero cotidianas para la gente de nuestro tiempo.

Otros grandes ejemplos son ; el descubrimiento del petróleo como fuente de energía por David Rockefeller, la cadena de producción de Henry Ford, el auge de la era digital liderada por Steve Jobs y Bill Gates o las redes sociales con Mark Zuckerberg a la cabeza.

A la altura de estos hombres esta Muhammad Yunus, pues aunque su revolución en los negocios no es nada convencional, si lidia con un enfoque que permea a todos los emprendedores por muy pequeños o grandes que seamos, esto es porque la base de todo negocio exitoso está en la respuesta que tiene el comportamiento de la gente ante nuestras acciones.

Cuando el Doctor Yunus se dio cuenta de la realidad que vivían sus connacionales al intentar acceder a un crédito siendo personas que nunca habían tenido un patrimonio o manera de demostrar con que pagar el crédito, comenzó a ejercer de intermediario entre los bancos y los prestatarios, ofreciendo un crédito mucho más barato que el que imponían los usureros de la región, muy pronto, se dio cuenta de que las personas que se les había dado la confianza , anteriormente negada, respondían mejor al pago de sus adeudos que aquellas personas que incurrían en un crédito por enésima vez. Bajo este principio surgió el ya famoso “banco de los pobres” o “Banco Grameen”.

Pero su revolución no solo se centra en la banca sino que permea una visión compartida por todos nosotros en la operación de una empresa, y esto tiene que ver con la visión de empresa de solo generar dinero para generar ganancias económicas. Sin atender a una visión más abierta y general del comportamiento humano.

La tesis del Doctor Yunus es que los hombres somos capaces de actos egoístas y altruistas pero de alguna manera la gente las concibe como dos cosas totalmente irreconciliables, como si una cosa no pudiera converger con la otra, el Doctor Yunus menciona que “la naturaleza emprendedora está en todas las personas, si no la ha desarrollado es porque no ha tenido la oportunidad de descubrirla, si la sociedad la empujara a buscar la vocación propia del individuo, sería tan buena emprendedora como cualquier otra persona”.

En los negocios sociales, corriente de negocios liderada por Yunus, se genera ganancias pero se atiende un sector desatendido, a diferencia del altruismo que en su carácter asistencial no genera ganancias, o del negocio tradicional donde solo se va por los nichos de negocio donde ya se probó una ganancia segura.

Los negocios sociales aluden al comportamiento que se genera en la gente tras una acción altruista, el dinero regresa con mayores probabilidades y mejores márgenes de ganancia que cuando solo se enfoca en sectores que ya probaron ganancias.

No es que se deje todo al mero altruismo, sino centrarse en estudiar el comportamiento humano que genera mayores respuestas a un estímulo y bajo que contexto, en este caso se observó que la gente paga mejor sus créditos cuando son grupales y el que recibe el préstamo es una madre de familia pues el costo de no pagar el crédito es mucho pero además el costo de no recibirlo es sumamente mayor porque se estaría perpetuando un círculo de pobreza y miseria.

Yunus concluye con la visión de que “la pobreza no viene de la gente pobre, es una cosa externa que se le impone a la gente en contextos adversos, no es una cosa interna, la pobreza viene de fuera”. Visión que tal vez no muchos compartan pero sigue retumbando y generando ganancias en empresas lideradas por él.