Directivos del instituto político de ARENA deben ser juzgados por lavado

Cuatro instituciones que se presentarán como querellantes en el proceso contra Francisco Flores consideran que al menos dos directivos del centro de estudios políticos deben ser investigados por complicidad.

 

La Fiscalía General de la República (FGR) debe acusar como supuesto cómplice de Francisco Flores en el cometimiento de lavado de dinero al empresario Gerardo Balzaretti Kriete, presidente del Centro de Estudios Políticos “Dr. Antonio Rodríguez Porth” de ARENA.

Esta será una de las posturas que presentarán cuatro instituciones que mañana se mostrarán como querellantes en el proceso ante el juzgado encargado y con lo que buscan fortalecer la posición fiscal en la investigación que se le sigue a Flores.

Según la abogada Berta María Deleón, de Fespad, la complicidad de Balzaretti Kriete parte de que él era el encargado de una cuenta en el Banco Cuscatlán (en Costa Rica) desde la que solo con su consentimiento podían ser transferidos a la cuenta de ARENA los $10,000,000 de la cooperación de Taiwán gestionados por Flores y los que estaban destinados para programas de combate a la pobreza pero que nunca llegaron a las manos de los beneficiarios originales.

Balzaretti Kriete en su calidad de presidente del CEP), estaba autorizado – junto a cinco directivos más – para hacer transacciones desde la cuenta en Costa Rica en la que el exmandatario depositó la millonaria suma que debía llegar a las arcas del Estado, de acuerdo a la acusación que presentó la Fiscalía en los tribunales.

Aunque ni la Fiscalía ni la comisión especial de la Asamblea Legislativa que investiga el destino de los fondos han concluido quiénes autorizaron las cuatro transferencias bancarias que llegaron a San Salvador en noviembre y diciembre de 2003, así como en enero y febrero de 2004, la abogada de Fespad afirmó que ni una habría llegado sin el consentimiento del empresario.

“La firma de él es la que más pesa, es uno de los socios fundadores del CEP. Siempre tenía control de la cuenta”, dijo la abogada, quien junto a la exmagistrada de la Corte Suprema de Justicia (CSJ), Mirna Perla; Teresa Naves, y René Landaverde presentarán mañana, en el Juzgado 7° de Instrucción, una solicitud para convertirse en querellantes (acusadores privados) en el juicio contra el exmandatario señalado por enriquecimiento ilícito, peculado y desobediencia de particulares.

Creen que hay más responsables

En el requerimiento también son señalados como responsables de la cuenta el expresidente de El Salvador y de ARENA, Elías Antonio Saca; el entonces director de Asuntos Económicos y Sociales de ARENA, Juan Wright Castro, y el secretario del CEP, Guillermo Federico Ávila Quelh.

También tenían firma autorizada los exdirigentes areneros Antonio Salaverría y Eduardo Zablah Touché; sin embargo, estos últimos salieron de la dirigencia del principal partido de oposición unos dos meses antes de la apertura de la cuenta en el Banco Cuscatlán.

Los cinco fueron citados, en diferentes fechas, por la Asamblea para explicar si sabían del dinero presuntamente desviado por Flores; de ellos, solo Ávila Quelh y Balzaretti Kriete respondieron que sí, aunque aseguraron desconocer el origen de los fondos.

Deleón explicó que dos encargados – siempre uno de ellos debía ser Balzaretti Kriete – autorizaban la transferencia, un dirigente más la aceptaba en San Salvador y un tercero liquidaba el dinero.

“Tenemos claro quiénes eran las autoridades del partido y del CEP, por eso la Fiscalía se queda corta en la acusación”, aseguró.

Consideró, asimismo, que los fiscales asignados al caso debían escarbar en las cuentas de Balzaretti Kriete, Ávila Quelh y de los dirigentes areneros para confirmar los nombres de los supuestos cómplices.

“Son operaciones de las que siempre hay un rastro, incluso informático, no se pueden borrar tan fácilmente. El problema no es probatorio sino de voluntad, de tener la valentía para señalar a los responsables”, expresó la abogada.

Diario La Página telefoneó a la oficina de Balzaretti Kriete e incluso se le dejó un mensaje con su secretaria para conocer su versión, pero no respondió.

Deleón adelantó que si la Fiscalía no abre un nuevo proceso penal por lavado de dinero contra los políticos, FESPAD los denunciará pero después que avance el juicio contra el expresidente Flores, del que se celebrará la audiencia preliminar en noviembre.