El espantajo de las balanzas fiscales

Endesa es una empresa que no suministra energía en Madrid y tiene la sede fiscal en la capital. La Caixa es la principal entidad financiera de Andalucía y, sin embargo, paga sus impuestos en Cataluña. Estas dos empresas tienen en Andalucía una parte importante de su negocio y sus beneficios pero no tributan en esta comunidad. Estos dos casos ejemplifican a la perfección la visión distorsionada que ofrecen las balanzas fiscales. No pagan los territorios pagan las personas y las empresas. Lo triste es que el Ministerio de Hacienda use un instrumento de dudoso valor con intencionalidad política en un momento tan delicado como el que atraviesa España. El documento de Montoro no sólo no aporta nada (hay tantas balanzas posibles como expertos y métodos para su realización) sino que crispa el debate político y fuerza el enfrentamiento entre comunidades. Lo ha explicado gráficamente la presidenta de Andalucía, Susana Díaz: “Rajoy actúa como el padre que echa a sus hijos a pelear“. Se puede decir más alto pero no más claro. El Gobierno tiene que velar por la cohesión social y territorial, propiciar la convivencia y el diálogo y no echar más gasolina al fuego.

Pese a todo, el trabajito encargado por Montoro permite romper algunos tópicos. Se demuestra que Andalucía, en relación con su riqueza y su población, obtiene menos recursos de los que le corresponden. No es verdad que sea la comunidad que recibe más solidaridad. Es la séptima tanto en relación al PIB como por el número de habitantes. Andalucía, siendo la segunda comunidad con menor nivel de renta, tiene un saldo fiscal por habitante tres veces inferior al de Extremadura y alrededor de la mitad de los que se alcanzan en Canarias, Asturias o Castilla y León.

Saldo fiscal por habitante

Además, el documento del Ministerio de Hacienda recoge que Andalucía recibe menos recursos de lo que le corresponden por financiación autonómica y local, salud, justicia, infraestructuras, vivienda, cultura y deporte. El gasto del Estado en esta comunidad es el tercero más bajo del conjunto de las autonomías. Algo no está haciendo bien el Gobierno del PP con esta tierra.