EL MUERTO EN EL ENTIERRO

Este gobierno no ha sabido/querido/podido lidiar con el tema de las hipotecas y los desahucios como el pueblo español se merecía, después de ser, como y seguirá siendo, el pagano de todas las tropelías de la banca, los banqueros y, en la superestructura, del sistema bancario español.

Aún así, se produjeron avances, respecto de lo que ocurría en el gobierno inmediatamente anterior. Así, a vuelapluma, se quitaron las cláusulas suelo y las ejecuciones hipotecarias descendieron bastante.

Pero no lo suficiente. En esto estamos todos de acuerdo.

Sobre todo cuando recordamos, nosotros, que no tenemos memoria selectiva, cuando el PSOE pedía con urgencia aumentar los juzgados que se ocupaban de los desahucios para que estos se ejecutasen con mayor celeridad.

Por eso, nos sorprende, relativamente, que el grupo socialista español se haya puesto a la cabeza en la Eurocámara para pedirle al gobierno actual que imponga la jurisprudencia del TJUE (Tribunal de Justicia de la Unión Europea), en el sentido de imponer las reglas hipotecarias europeas en España y dejar de aplicar una ley que está incumpliendo los derechos de los hipotecados.

Olé, olé y olé.

Nos alegramos un montón. Y sabemos de lo que hablamos, porque hemos sufrido en nuestras carnes uno de los citados desahucios, aunque ya no tenga remedio.

Pero lo que nos indigna es que este partido tenga tanta poca memoria de lo realizado hace tan solo dos bocacalles y se proponga como el muerto en el entierro de algo que jamás debió existir pero que apoyó hasta más allá de lo justo y necesario, para salir ahora del coma y decir que como no se acuerda de nada, pues que se suma a la propuesta.

Insistimos, travestirse o morir.

Y lo decimos porque basta que lo haya propuesto D. Pablo Iglesias para que todos, en un afán de mimetizarse con él, se hayan dado por enterados y quieran enviar una carta al gobierno y otra al CGPJ para que se aplique la norma para antes de ayer.

Nosotros que lo veamos y nuestras felicitaciones al Tribunal Europeo.

Lo que hacen los demás es fácil. Ya veremos si alcanzan el poder, quién llora el último.