El nuevo consumidor chileno

Making Friends - Marketing Cartoon

El consumidor chileno está consciente que la toma de decisión al preferir un producto y servicio es un acto de poder.
Podemos definirlos como un cliente más exigente, informado y globalizado y que también entiende que los bienes o servicios que eran suntuarios hace diez años, ahora forman parte de los gastos habituales.
También exigen más de las marcas, más allá de la calidad, piden coherencia, transparencia y que cumplan lo que prometen (GFK Adimark, 2014).
Otro aspecto a considerar es que el consumidor actual planifica de alguna manera sus compras (épocas navideñas o ventas especiales) y está consciente de las posibilidades que entrega el crédito y los riesgos asociados a la deuda. También los chilenos muestran más lealtad a una marca de producto que a la empresa de retail donde lo compró (Marín, 2013).
También Sernac (2013) explica que los consumidores nacionales reclaman más por sus derechos y se siente empoderado para pedir más calidad.
Podemos indicar que el nuevo consumidor chileno, posee más información y la utiliza para exigir sus derechos, pedir mejor calidad y también compara antes de efectuar una compra o adquirir un servicio.
También es leal a una marca, sin embargo, la marca debe cumplir los requisitos de coherencia y calidad necesarios para satisfacer sus expectativas.