El Olimpo se tambalea

Hoy, casi cuatro días después y una vez pasada la tormenta, creo que es el momento de la reflexión. Quién nos lo iba a decir, que con apenas cuatro meses, un partido político en su primera presencia en las urnas, iba hacer tambalearse los mismísimos pilares del Olimpo de los Dioses. Pues sí, allí que apareció PODEMOS y sin más, se planta de las urnas a Europa con cinco diputados, cabe destacar que escuchando ciertas crónicas políticas es más consecuencia de la locura o desencanto de la parroquia, que a la posible realidad del deseo de cambio de los ciudadanos.

El Olimpo se tambalea y hace temblar las canillas al más pintaó, es cuando el engranaje del miedo empieza a rodar, un miedo no al cambio, más bien miedo a perder lo que se ha tenido de forma bipartidista durante cuanto, pues durante muchos años ya. El aviso para navegantes rápidamente lo interpreto el gran partido de la izquierda, aquel que reconoce “no hemos sabido ver lo que la gente necesitaba”, pues perdónenme pero llevo desde mis años de cordura política, solicitando la regeneración de un partido que ha dilapidado, todo el deseo de prosperar desde unas ideas, que mi padre, sin ir más lejos, curtía entre carreras en la calle delante de los que intentaban imponer sus ideas. Después esta la derecha, ellos siempre ganan, pierdan votos, escaños o sobres. Siempre ganan. Pues aun tapando sus vergüenzas con las barbas del vecino, las orejas del lobo se les están apareciendo por los rincones, cual fantasma de derrotas pasadas. Y todo llega señores, tranquilos que todo llega.

Pero quiero y debo ir más lejos, he interpretar esta victoria como un verdadero cambio, no solamente político, sino de convivencia, donde la voz de todos y cada uno de nosotros sea no solamente escuchada, sino también entendida y bien interpretada. Que todos aquellos que manejen cualquier tipo de poder o jerarquía, vayan desterrando la idea del por qué sí.

 Es necesario para crecer tener explicaciones, y que estas sean coherentes. No cerrar una puerta por más que desees que no entre corriente alguna, ya que se ha demostrado, que el aire fresco, se cuela por cualquier mínimo resquicio, y este te puede hacer tener deseos de más, y llegar a darte cuenta, que por qué no se puede abrir esa puerta con un simple voto.

Ahora tendrán o tendremos, que seguir demostrando que otra forma es posible. Y creer, sobretodo creer. Ya que poder, ya les digo que si que PODEMOS.