El sida, un virus artificial.

 

 

 

 

 

 

 

El SIDA fue creado artificialmente en un laboratorio por científicos estadounidenses según declaraciones de tres especialistas publicadas ayer en el periódico británico Sunday Express. Las declaraciones más sorprendentes y las teorías más fundamentadas las hace Jacob Segal, ex director del Instituto de Biología de la Universidad de Berlín

Cuando el profesor Jacob Segal inició sus investigaciones sobre el sida, no podía imaginar que sus trabajos le conducirían a abrir la puerta de una de las páginas más vergonzosas de la historia secreta de nuestro tiempo. Sus primeras sospechas comenzaron a aflorar cuando descubrió la increíble semejanza entre el VIH (virus causante de la enfermedad) y otras dos especies víricas: el visna, una patología cerebral del ganado ovino que no se contagia al ser humano, y el HTLV-I, una forma de leucemia que ataca a las células T. El genoma del VIH es idéntico al del visna, mucho más parecido a este que a cualquier otro retrovirus conocido, y el tres por ciento diferente corresponde con total exactitud a un fragmento del código genético del HTLV-I.

Las implicaciones de este descubrimiento comenzaron a espantar al profesor Segal. Tal grado de semejanza resulta imposible como fruto de un proceso natural de evolución y mutación. La única explicación posible a este fenómeno es que alguien hubiera producido un híbrido de estos dos virus mediante ingeniería genética.

¿Esto pone en tela de juicio muchas cosas sobre el gobierno de EE.UU verdad? No solo el SIDA o VIH, el Ébola, también fue producido mediante ingeniería genética.