Expediente Político

Toma Nancy SánchezPor.- Alfredo Calva
Nancy Sánchez, amoral dirigencia….
El haber sido ungida por capricho y voluntad de Cesar Camacho, como dirigente estatal del PRI en Baja California, no le da el liderazgo que se requiere para sacar avante a ese organismo político a Nancy Sánchez, quien sin rubor alguno, asumió una candidatura insana de aparente y forzada unidad partidista.

Desprotegida y en estado de orfandad por parte de su mentor político, el ¨Diablo¨ Fernando Castro Trenti, Nancy Sánchez, se le apareció una hada madrina y de nueva cuenta le alumbro el camino político, luego de la estrepitosa derrota del ¨diablo¨ en el proceso del año pasado, su futuro se cubrió de negros nubarrones, los cuales no presagiaban nada bueno para ella.

Pero apareció en escena el caprichoso y antojoso dirigente nacional de su partido, Cesar Camacho, quien se empecino en mantener a la señora al frente de las huestes tricolores en la entidad, sin importarle el grave malestar que genero entre la mayoría de los priistas, quienes, como siempre, agacharon la cerviz y aceptaron la imposición del dedo mágico del PRI.

Sin embargo, aunque es clásica la docilidad que los priistas han mostrado en esta entidad, no exime que, en los próximos procesos electorales, los inconformes se revelen y no trabajen a favor de sus candidatos y lo que es peor, sufraguen a favor de los de enfrente, como ya ha ocurrido en otras ocasiones.

Durante su perorata, la impuesta dirigente en un alto grado de estulticia política partidista manifestó, ¨Estamos obligados a construir escenario de diálogo y discusión interna como puentes de encuentro para consolidar nuestras coincidencias, ya que por distintas y diversas que sean nuestras causas y propósitos, si acrecentamos lo que nos une, lo que nos hermana, podemos superar lo que nos confronta, relega y divide¨.

El capricho de Cesar Camacho cree que con solo convocar a todos aquellos que aspiraban a liderar su partido y que fueron relegados por la obra y voluntad de la dirigencia del CEN, se acercaran a lamer su mano y a echarse a sus pies en espera de que les gire indicaciones y ordenes para moverse en labores partidistas o de política electoral.

Difícil es el panorama que se avizora para Nancy Sánchez al interior del PRI bajacaliforniano, por un lado los hankistas la ignoran, la consideran una perdedora y los identificados como integrantes de la corriente del incomodo del cuerpo diplomático de nuestro país, el ¨diablo¨ Castro Trenti, en su mayoría le guardan resquemor por su falta de congruencia entre su decir y hacer, con relación al proceso de renovación de la dirigencia del partido.

Insana y amoral dirigencia para el PRI.