Guanarteme contra el petróleo… a pesar de las presiones

Guanartepetroleo
La Feria de Artesanía en la plaza del Pilar de Guanarteme el día de Canarias estaba organizada por la consejería de Industria de la corporación grancanaria. Fue muy buena la idea de organizar un concierto de Yeray Rodríguez, Domingo Rodríguez El Colorao y Javier Cerpa para atraer a más gente a la Feria de Artesanía y realizar un homenaje a nuestros artesanos y artesanas.
En el cabildo se pusieron muy nerviosos desde que vieron la convocatoria de los ecologistas en las redes sociales para protestar contra la aprobación de la Declaración de Impacto Medioambiental favorable a las prospecciones petrolíferas de Repsol por parte del Ministerio de Agricultura y Medioambiente. No sabemos qué hacía Juan Domínguez cuando era miembro de Intersindical Canaria y este sindicato convocaba concentraciones ¿destrozaban las plazas a las que iban?¿Insultaban a cualquiera que estuviera en el lugar si no era del sindicato? Porque ese miedo a unos ciudadanos que anunciaban una concentración contra las prospecciones petrolíferas carecía de sentido. Pero Domínguez se asustó y mandó a un recadero suyo a decirle a los artistas que iba a ver una concentración allí, que pensaran cómo iban a reaccionar, que aquello iba a ser una Feria de Artesanía. Pero chocó con unos artistas que no se venden. En todas sus actuaciones Yeray Rodríguez propone al pública que digan unas frases para él construir sus poesías. Y eso también lo iba a hacer en su actuación de Guanarteme. La única forma de evitarlo era suspender la actuación. Pero a tanto no se atrevió el consejero tránsfuga del cabildo de Gran Canaria.
Y comenzó a aparecer gente en la plaza del Pilar de Guanartame. Jóvenes, mayores, niños, niñas, vestidos de negro. Pancartas de organizaciones ecologistas y partidos de izquierdas y nacionalistas. Antes de que subieran los artistas al escenario se acercó el concejal del PP Jaime Romero Mur y un portavoz vecinal a pedirles a los que tenían la pancarta que no boicotearan su acto, que aquello no era un acto político sino una feria de artesanía. Los ecologistas y vecinos que allí estaban (muchas vecinos de Guanarteme que saben que las prospecciones de Repsol pueden precisamente afectar a su barrio de forma muy negativa) le dijeron que ellos no iban a boicotear nada, que ellos admiran a los artesanos y a los artistas que iban a subir al escenario y que iban a respetar la actuación. Los portavoces de Ben Magec también se acercaron a Yeray Rodríguez y les explicaron cuál iba a ser su actitud, y los artistas mostraron su respeto por esos ciudadanos que , como Yeray Rodríguez, Domingo el Colorao o Javier Cerpa, también están preocupados por el futuro de nuestra tierra.
Eso fue lo que ocurrió. Llegaron Yeray Rodríguez, Domingo El Colorao y Javier Cerpa. Los versos del poeta de Artenara homenajearon a nuestros artesanos y artesanas, a las hilanderas, a la gente de nuestros campos y a los primeros verseadores. La gente escuchaba con respeto y aplaudía. Quienes no se acercaron a escuchar y a aplaudir fueron el consejero Juan Domínguez ni el presidente del cabildo José Miguel Bravo de Laguna, a pesar de que habían anunciado su presencia a los medios de comunicación. El acto estaba dentro de su agenda de ese día. Pero debía de darles miedo la presencia de ciudadanos y ciudadanas que participaban en la fiesta y además tenían pancartas que expresan lo que ya los ciudadanos de las islas han dicho a través de encuestas y en las principales instituciones: que no queremos que una multinacional petrolera ponga en riesgo nuestro ecosistema y nuestro futuro. Y cuando Yeray recitó sus versos contra el petróleo y cantó “vivo en un país incomprensible” se vivieron momentos de gran emoción, la gente aplaudiendo cada verso. Hasta el presentador (vecino de Guanarteme) terminó animando al público a seguir gritando y reivindicando “hasta que Yeray vuelva a recitar, claro”.
En su muro de Facebook la senadora Meluca Suárez (hoy en el PP aunque se presentó a las elecciones siendo militante del CCN) escribía “Hoy la Fiesta del Día de Canarias en la Plaza del Pilar se desborda hasta las calles adyacentes, a pesar de algunos. “, una tremenda manipulación porque precisamente por la mañana la plaza “se desbordó” gracias a esos “algunos” que no le gustan a Meluca. Le expliqué a la senadora en Facebook que por la mañana no hubo veto a la fiesta por parte de nadie. Me decía ella que los vecinos de Guanarteme habían trabajado mucho y que esos vecinos “vieron peligrar sus esfuerzos porque algunos querían hacer sus propias campañas”. Le respondí que entre los manifestantes había vecinos de Guanarteme, y que cuando ella ha estado yendo en la última campaña electoral con sus compañeros del PP a las ferias y mercados de esta isla para repartir propaganda electoral del PP (y precisamente de Cañete) yo entiendo que estaban haciendo uso de la libertad de expresión, que eso no significaba menospreciar a los que organizaban y vendían en esos mercados. Por supuesto Meluca no fue capaz de replicar a este planteamiento. No supo salir de ese pensamiento pepero que considera que los ciudadanos que protestan son peligrosos y hay que hacer leyes que recorten la libertad de expresión y que saldrán adelante con el voto e Meluca Suárez desde el Senado. Cuando esos vecinos de Guanarteme protesten podrían ser multados con las sanciones millonarias que el PP tiene previsto en su ley de “Seguridad Ciudadana”. En la foto que pueden ver debajo de esta frase está Meluca Suárez repartiendo propaganda electoral en el Mercado de Santa Lucía de Tirajana (¿fue a fastidiar el trabajo de los organizadores del mercado y de los que allí estaban vendiendo para poner su “propaganda” como decía ella en Facebook de los ecologistas?).

Meluca en Santa Lucía
Este Día de Canarias Guanarteme gritó contra el petróleo. Y gritaron vecinos del barrio y otros ciudadanos que vinieron de diferentes zonas de la isla. Y gritaron muchos artesanos. Y la fiesta fue más popular de lo que pretendían en el cabildo. Y nadie echó de menos a los cargos públicos del cabildo, ni sus discursos sobre la canariedad y lo bueno que es el cabildo. Guanarteme fue una fiesta de versos y reivindicación, a pesar de los miedos y las presiones de algunos.

@juanglujan

También te puede interesar: Cuando la patria se llama Repsol