ICONOCLASTA

Por Moisés Valadez Luna

 La ignorancia es uno de los temas que más preocupa a algunos hombres, en el Libro Negro de Papini se hablaba de hacer todo un tratado sobre la ignorática.

Aunque solo me preocupa la mía y la de las personas con las que tengo que interactuar.

También no se qué sea peor la ignorancia, la corrupción, la flojera o los burócratas y su no entender lo que es un servidor público.

Ahora toca al Distrito federal, en donde me encuentro en estos momentos.

La dirección de comercio y espectáculos de la delegación Gustavo A. Madero conducida por una representante de la Nueva Izquierda, sí esa la de los famosos “Chuchos”.

El director de esa oficina un tal Pepe Güicho Sopes Inmorales (bueno: José Luis López Morales) un día fue sorprendido por un servidor también en la celebración de un cumpleaños, en horas de trabajo y aunque no fue en un café como los que señalé ayer de Cancún, el resultado es el mismo:

Tener que esperar hasta que se les antoje para atender al ciudadano.

El siguiente paso es mostrase afable y hacerle dar vueltas a lo tonto, mientras él se “empapa” del asunto y ve si puede obtener una ganancia por medio desde luego de la extorsión a alguna de las partes, como lo es en todas las oficinas del gobierno en sus tres niveles y que tienen a su cargo el comercio.

El “Inmorales” al final sirvió para un carajo,  volteó de banda, nada raro en los “Chuchos” y después de aceptar una lana salió con la babosada de que no había documentos en el expediente de la delegación.

Como ya se lo he dicho, hay quienes nacieron para conducir y quienes para engatusar y lamer botas al de arriba, tal y como lo es el susodicho “sopes Inmorales”

No se han dado cuenta en el PRD que el poder desgasta y que la preferencia ciudadana por el Sol Amarillo acá en la capirucha es cada vez menor, lo que se traduce en un peligro inminente de que en el 2018 pierdan el gobierno.

Bueno volviendo a Quintana Roo la reunión de la IDN, de René Bejarano pospuso el mitín en Carrillo Puerto, por no ajustarse a su agenda, tal vez ya se hayan dado cuenta que es más fácil que se pueda ganar una gubernatura en estados del norte como Sinaloa o sonora que volver a ser gobierno, tan siquiera, en el municipio de Benito Juárez.

Los amarillos no pueden apostar al descontento popular y andar por ahí sin proyectos sociales y sin preparar o hacer que sus militantes no se mantengan en la Ignorática.

Hasta mañana.