Implacables contra la corrupción

El magistrado que ha redactado la sentencia ya impuso 13 años al kamikaze Antonio Ferrer confirma casi todos los extremos denunciados por los fiscales Carrasco y Torres

 

RAMÓN FERRANDO VALENCIA Los acusados han tenido en frente a dos fiscales implacables en la lucha contra la corrupción y a un tribunal duro. La sentencia ha confirmado casi todos los extremos denunciados por el ministerio público, por la Abogacía de la Generalitat (representada en este caso por María José Rodríguez), y por Antonio Penadés (padre de acogida de un hiño haitiano que ha ejercido la acusación popular).
Los dos fiscales del caso Blasco son Jesús Carrasco y Vicente Torres. Carrasco lleva años al frente de la Fiscalía de delitos económicos en Valencia y desde 2009 está volcado en el caso Gürtel. Vicente Torres es la mano derecha de Carrasco y asumió desde el principio las pesquisas del caso Blasco. La Fiscalía General del Estado lo acaba de nombrar fiscal Anticorrupción, aunque ya estaba especializado en asuntos económicos. Torres también lleva las pesquisas del metro con su compañera Sandra Bonet.
Vicente Torres viajó en noviembre de 2013 a Miami con la juez instructora del caso Blasco, Pía Calderón, para interrogar a los principales testigos del procedimiento en Estados Unidos. Torres visitó los dos apartamentos que el empresario encarcelado Augusto César Tauroni se compró en la zona más exclusiva de Cayo Vizcaíno. El fiscal se ha dejado la piel en el caso ya que estaba convencido de la culpabilidad de Tauroni y Blasco.
Los dos fiscales se van a centrar ahora en las otras dos piezas del sumario de Cooperación que ya están en el TSJ y que pasarán a un juzgado de instrucción ordinario en cuanto el exconseller pierda su acta de diputado.
Jesús Carrasco está más centrado en las pesquisas del caso Gürtel. El fiscal denunció las maniobras de las exconselleras Milagrosa Martínez y Angélica Such para retrasar el juicio de la pieza de Fitur al renunciar a su condición de diputadas en el último momento. Carrasco ha recurrido contra la decisión del TSJ de enviar el caso Gürtel a la Audiencia de Valencia porque está convencido de que sigue manteniendo la competencia. Los principales acusados de Gürtel no quieren que el TSJ les juzgue porque consideran que es una sala dura. La sentencia del caso Blasco les ha dado la razón.
El tribunal que ha condenado a Blasco está formado por Pilar de la Oliva, Antonio Ferrer y Juan Climent. El redactor de la sentencia ha sido Antonio Ferrer, un juez al que no le tiembla el pulso a la hora de impartir justicia. Ferrer fue el magistrado que le impuso al kamikaze de Polinyà del Xúquer 13 años de cárcel.

 

http://www.levante-emv.com/comunitat-valenciana/2014/05/29/implacables-corrupcion/1118199.html