Informe de manifestaciones – Día de La apertura de la Copa del Mundo/São Paulo

São Paulo, 12 de Junio de 2014

Tras casi un año exacto de las manifestaciones de junio de 2013, una vez más, de forma inédita, la sociedad civil organizada se articuló para combatir la represión policial. Tal esfuerzo se vio representado por abogados, observadores legales, personal sanitario de primeros auxilios y todos aquellos actores ligados al ámbito de legitimidad del derecho de reunión y expresión, así como de los demás pilares que deberían sustentar un Estado Democrático de Derecho. Imbuidos por ese mismo espíritu y en el intento de apoyar al colectivo de los Advogados Ativistas (formado por abogados que actúan en las calles en defensa de los manifestantes), surge el grupo Observadores Legais – específicamente creado para observar, relatar e difundir dados sobre la actuación de los agentes de seguridad involucrados en las manifestaciones que se desarrollen durante la Copa del Mundo en Brasil, así como las que tengan lugar después del torneo. Tal y como ya ocurre en otros lugares del mundo, esos datos deben ser registrados, sistematizados y difundidos como fuentes precisas y verídicas con la intención de que sirvan como referencia para:  1) prensa nacional e internacional; 2) órganos nacionales e internacionales de Derechos Humanos e 3) material probatorio que pueda ser utilizado en futuros procedimientos ante la Justicia. Sobre esa óptica (desde las calles), abordaremos el seguimiento del primer día -de apertura de la Copa del Mundo 2014.

Observador legal 3 onibus

El día dio comienzo con el sitio de la ciudad por parte de las fuerzas de seguridad pública del Estado brasileño: Policía Militar, Policía Civil, Policía Federal y Ejército, entre otros. Desde las  9.30h hasta el final del día, los cuarenta integrantes de los Observadores Legais presenciaron, compilaron y relataron los siguientes actos datos sobre la actuación policial:

· según la asistencia ofrecida por el grupo de primeros auxilios (GAPP) durante el día, fueron atendidos al menos 37 heridosque presentaban diversos tipos de lesiones como: heridas por esquirlas de bombas, balas de goma, asfixia por gas lacrimógeno y derivada de estrangulamientos, así como múltiples golpes de porras. Varios de ellos tuvieron que ser atendidos posteriormente en el hospital.

Hubo al menos 47 detenciones. Los abogados no fueron informados de varias de ellas y en otras, la policía les impidió presenciar la actuación policial en el transcurso de las mismas;

· bloqueo de las calles y obstaculización de transporte público por parte de la policía con la intención de limitar la movilidad de los manifestantes y mantenerlos fuera del perímetro de exclusión impuesto por la FIFA –entidad organizadora de la Copa;

· cacheos policiales arbitrarios a transeúntes sin ningún tipo de fundamentación jurídica;

· agentes de policía uniformados sin la obligatoria placa de identificación alfanumérica de 10 dígitos o ningún otro tipo de identificación;

Observador legal 4 loco

· agentes de policía portando armas de fuego (incluso de grueso calibre como ametralladoras y escopetas de 12mm) durante las operaciones de antidisturbios;

· civiles alcanzados por esquirlas de bombas, balas de goma, golpes de porras y puñetazos;

· intimidaciones y constreñimiento ilegal contra manifestantes por medio de gritos y gestos amenazadores;

· impedimento de actuación de los abogados durante los cacheos, así como durante las grabaciones de material probatorio en las agresiones y abusos de autoridad;

· impedimento, con violencia deliberada, de actuación de los periodistas en el ejercicio de su profesión;

· obstáculo de la actuación de los Observadores Legais durante el registro de los datos y grabaciones por medios ostensivamente impeditivos y agresivos;

· cacheos ilegales por parte de los vigilantes de seguridad privada del metro a los usuarios;

· detenciones ilegales y arbitrarios, justificadas como “prisión por averiguación” (o investigación, siendo ésta una práctica contraria a la legislación brasileña según la cual sólo caben las detenciones en flagrante o por orden judicial). En el año en el que se cumple el 50º aniversario de la dictadura militar en Brasil (1964-1985), es cuanto menos irónico que siga en pie la utilización de técnicas y procedimientos originarios y tan característicos del periodo dictatorial;.

· tiros de armamento balístico menos letal y de balas de goma realizados por encima de la línea de la cintura – como puede evidenciarse por los orificios de las heridas causadas por las balas en manifestantes y en los parabrisas de vehículos, a 1,5m del suelo;

· vehículos afectados en el interior por bombas de gas lacrimógeno;

· agresión y secuestro de manifestantes por policías militares y presuntos policías civiles (no uniformados) en al menos dos ocasiones, introduciéndolos a la fuerza en vehículos no oficiales ni identificados. Sin posibilidad de registro de la identidad del conductor, los vehículos se esfumaron hacia un paradero desconocido, ante la población atónita que grababa lo ocurrido en vídeo y fotografías, en plena luz del día;

· tras las escenas de palizas perpetradas por policía militar, un manifestante consiguió escapar, el perseguido se refugió en una vivienda cercana a la zona de los abusos, donde los propietarios lo resguardaron. Después de una hora de asilo –con la presencia permanente de la policía frente al inmueble- fue posible sacarlo con seguridad acompañados por los Advogados Ativistas e Observadores Legais;

Observador legal 2 gordinho

· utilización de bombas e armas de fuego en una gasolinera;

· utilización de bombas con fecha de caducidad raspada;

· acusaciones infundadas de delitos a los manifestantes, así como varios intentos detención alegando “falsa flagrancia”,bien colocando objetos prohibidos entre las propiedades de los manifestantes o atribuyendo la propiedad de mochilas ajenas a los detenidos para comprometerlos;

· agresión deliberada de policías a un niño de nueve años estaba solo en la calle;

· agresión reiterada a equipos de primero auxilios que intentaban socorrer a las víctimas de los propios agentes de seguridad;

· tentativa, por parte de los policías militares, de vaciamiento y cierre de una estación de metro, obligando a los usuarios a salir con tiros y golpes de porra;

Finalmente, consideramos pertinente un último espacio dedicado a los agravios sufridos por los diversos colectivos que trabajaban resistiendo a la brutalidad policial:

ABOGADOS

- abogada agredida por bomba de gas lacrimógeno, incluso antes del inicio de la manifestación, lanzada con la intención de dispersar un reducido grupo de apenas 20 personas;

- abogado en ejercicio de su profesión reprimido brutalmente contra el suelo, lo que lo llevó a un estado de semiinconsciencia;

- abogado en ejercicio de sus funciones alcanzado por bomba de gas que acabó por prender en su mochila y cuerpo, causándole asfixia y quemaduras. Más tarde, el mismo abogado recibió un puñetazo de un policía militar;

- mientras prestaba asistencia a un grupo de observadores legales a quienes les estaban requisando el equipo de grabación y documentos,  a otro de los abogados le intervinieron su documentación para verificación de antecedentes penales y policiales, colocándolo en situación de “averiguación” (investigación ilegal de la policía, ver supra);

 

OBSERVADORES LEGALES

tentativa de intervención y confiscación, por parte de la Policía Militar, del contenido recolectado a lo largo del día en informes y cámara por los Observadores;

- a pesar de que se había comunicado previamente las autoridades policiales y gubernamentales la labor que desempeñarían los Observadores, varios de ellos sufrieron cacheos ilegales y persecución durante las grabaciones;

- un Observador Legal fue amenazado de muerte por un agente sin identificación;

- prácticamente todos los Observadores fueron intimidados por la policía militar mientras desarrollaban su trabajo;

- una observadora legal española, con actuación internacional en Derechos Humanos, fue alcanzada en la pierna por esquirlas de una bomba de efecto moral que estalló a escaso centímetros de su cuerpo y de los demás observadores del grupo;

- diversos policías impidieron de forma truculenta el acompañamiento de un observador durante una agresión policial, rasgando sus ropas y hiriéndolo en el cuello;

 

PRIMEROS AUXILIOS

- impedimento de la actuación de los sanitarios, negando el auxilio a los heridos y vulnerando de ese modo todas las recomendaciones de la OMS respecto a los protocolos humanitarios de salud, en especial en relación a la atención primaria;

agresión reiterada de equipos de sanitarios mientras socorrían a las víctimas;

- dos sanitarias fueron apuntadas por escopetas de balas de goma (a unos diez metros y encima de la línea de la cintura) cuando asistían a un periodista herido por esquirlas de un artefacto del arsenal policial;

- asimismo sufrieron cacheos infundados en el trayecto durante más de dos cuadras;

 

PRENSA

Entre la aterrorizada prensa nacional e internacional que cubría la manifestación y que sufrió varias de las agresiones e ilegalidades descritas anteriormente (intimidaciones, cacheos, agresiones,…etc.), registramos datos de los siguientes medios:

- CNN

- Associated Press

- TV Aasahi

- NPR

- FA Press

- Sigma Press

- SBT

 

Fuente: Advogados Ativistas (Español) - Advogados Ativistas (Inglés) - Advogados Ativistas (Francés) – Advogados Ativistas (Portugués)