Introspección: pajarito enjaulado

Cuando se zarandeas un panal de abejas, lo normal es que estas salgan y te persigan y te pongan fino a picotazos. Esto ha pasado recientemente con Twitter y es que el asesinato de Isabel Carrasco destapo en esta red social, lo más feo del ser humano por enésima vez. No es nada nuevo que las redes sociales se ceben con una persona, ya esté viva o muerta, pero, por lo normal, nadie se mete, ahora bien, la muerte de Isabel Carrasco ha supuesto lo contrario ¿Por qué? Sencillo, es militante del PP y que se rían y se jacte la gente del asesinato y pidan la misma resolución para los que fueron sus compañeros y que hoy gobiernan en España, les ha puesto nerviosos, hasta el punto de que el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, ha salido a la palestra diciendo que van a perseguir a los tuiteros que se rian, se mofen o hagan apología del asesinato.

Esta campaña, obviamente, incendio Twitter, creándose un hashtag que se denominó #LaCarcelDeTwitter, que era una prisión especial para todos los tuiteros que se pasaran de graciosos. La realidad es que se han detenido a unos cuantos tuiteros, incluso, se detuvo a un chaval por subir una canción a YouTube sobre la muerte de Carrasco. Como maniobra de distracción esta genial, es la verdad. Quitas el foco del asesinato de Carrasco y lo pones en la red social y encima, persigues a la gente por usar Twitter, de manera, en algunos casos poco correcta.

Sorprende que esto pase cuando toca al PP tan de cerca, porque cuando han sido sus cachorros los que han insultado o amenazado de muerte no ha pasado nada. Existen cuentas desde hace ni se sabe que hacen apología del terrorismo, amenazan a gente, insultan, piden la muerte de los demás y se hace apología del racismo, xenofobismo y nazismo, pero, a los señores del PP se les ha encendido la bombilla justamente ahora. Pues vaya.

Todo este esperpento no ha hecho más que comenzar. Realmente, no se puede criminalizar a esta gente, como mucho, Twitter puede cerrar la cuenta si lo considera o se demuestra flagrantemente que ha cometido alguna infracción de su reglamente. La justicia de España realmente esta indefensa, porque si bien es cierto que tú vives en España, ese mensaje está en una red social que no es española, con lo cual, hay conflicto, porque realmente no se estaría cometiendo el delito en España. Claro ejemplo es Series.ly. Es una web de unas personas españolas, pero para evitar la Ley contra Piratería, se ha instalado el servidor en Libia, donde no existe jurisdicción al respecto, así que la justicia no puede hacer nada, por mucho, que los creadores residan en España.

46912.twitter_jail

Me encanta ver el rasero en este país. El señor Cañete, que se presenta a las elecciones europeas, resulta ser que dice que no puede hacer un debate de igual a igual contra una mujer, porque si va con todo, puede parecer que quiere ejercer su superioridad (de macho dominante o Alfa). Tardo un montón de días en rectificar, sencillamente, porque pensaba que no había error, porque es así y quisieron dejarlo pasar, pero la cosa no se ha esfumado y ha seguido ahí, dándole y claro, eso le ha costado caro, bueno, nos ha costado caro, porque con la gilipollez esta al final, se han ido del tema.

Pienso que todo esto solo es la utilización y manipulación política de un acto deleznable y del que quieren sacar partido, aunque, criminalizando Twitter la han cagado y más bien, se han pegado un tiro en el pie (otro más). Lo realmente patético es que el PP se dé prisa en perseguir a los tuiteros, cuando, en ‘Les Corts Valencianes’, hay tres imputados que se sientan allí todos los días, está el caso de ‘Los Sobres de Bárcenas’ sobre la mesa, la ‘Gürtel’, el ‘Caso Noos’, la operación Pikachu y paro, porque la lista es larga de cojones. Esto es lo que deberían de perseguir y criminalizar, en vez de tocar tanto las narices por chorradas.

Estos viejos dinosaurios, rancios, pasados y podridos en la mayoría de los casos, no tienen la menor idea de que es Twitter, de lo que allí se habla a diario y de lo que se hace, viven aún en la época de cuando la imprenta era manual y se quemaba a la gente por herejía, así que no vengan a dar lecciones de moralidad, cuando tienen bajo sus pies toneladas de mierda, que en el momento en que se hundan en ella, veremos si pueden respirar, porque la montaña es más alta que el Himalaya y de sobras. También hay que decir que esto en Twitter, nuevo, lo que se dice nuevo, no es ni de coña, estas cosas pasan y se dicen a diario desde hace años y suelen ser cuentas de mierda con menos de un centenar de followers de los que la gente pasa como la mierda y encima, solo sirve para darles bombo en Twitter.

Fue hace unos días cuando el Real Madrid perdió la Final Four de Basket contra el Macabbi de Tel Aviv. Los aficionados se desahogaron de la derrota con una retahíla de tuits bastante fuertes, pero al final, son tuits que nacen desde la tristeza y desde la rabia de perder un título, nada más, no hay que darle la vuelta a las cosas, después, la gente se calma y se te pasa y muchos hasta los borran, porque fue fruto del calentón. No entiendo que se criminalice a estas personas y Tomas Roncero siga en la calle (y vivo, porque he visto algunos videos en los que no le peta la patata de milagro) y con Twitter, eso sí que es peligro.

El torero David Mora cogido por un astado en Las Ventas el 20 de mayo de 2014

Pues bien, éramos pocos y pario un torero. | Aparte. Recordemos que hay una famosa cateta, denominada ‘Princesa del Pueblo’, que se hizo famosa por tocarle la chorra a un torero y tener una hija con él. | Recientemente un torero ha tenido una fuerte cogida y se convirtió en TT un hashtag dando ánimos al torero (no recuerdo cual era) y claro, esto causó indignación a los que reniegan de esta práctica y la criminalizan, causando tensión y crispación y llegando a insultos y amenazas y al deseo de torturas a los toreros como dicen los antitaurinos y defensores de los animales (en este jardín no me meto, que ya me meto en bastantes).

Desde luego, si el monigote del Ministro del Interior no hubiera salido por la tele diciendo que hay que poner coto a Twitter (ni que fuéramos Turquía), se hubiera quedado de Twitter hacia dentro y la gente apócrifa ni se hubiera enterado, pero claro, cuando un gilipollas, sale en la tele liándola (últimamente hay muchos entre los políticos y la mayoría, con poco pelo, ¿casualidad?), la gente ‘mundana’ que no está en estas labores, ni se entera, pero como no es así. Gracias a Jorge Fernández Díaz, ahora las asociaciones taurinas han dicho que se persigan esos tuiteros y que se ponga coto. CON DOS COJONES COMO DOS SOLES.

Me espero cualquier cosa dentro de unos días, como que Kim Jong-Un lance un comunicado pidiendo que se borre la cuenta de @norcoreano porque le resulta ofensiva y se le ridiculiza. Seria todo tan absurdo y surrealista. Pero la verdad, es que se ha iniciado un juego muy peligroso, donde quien tiene que ganar no es el Estado, los políticos, no, aquí quien ganara es el tuitero, porque lograran crear una comunidad unida, que hoy no lo es apenas más que en grupúsculos minoritarios y les terminara explotando en la cara, llenándoles de mierda, más de lo que ya están. Van a salir escaldados.