La «extremista» proucraniana de Donetsk

«He salido» reza la nota que cuelga de la cerradura. Hay que llamar por teléfono para que Maria Olinik abra la puerta. Su piso en el centro de Donetsk es la sala de operaciones de la Organización de Nacionalistas Ucranianos, movimiento de extrema derecha nacido antes de la II Guerra Mundial al oeste del país que se posicionó del lado alemán frente a la Unión Soviética y que es el embrión de partidos como Svoboda o Sector Derecho. Esta anciana de 71 años vive con su gato y un cuervo ciego al que recogió en la calle en invierno. Huele a humedad. Las ventanas están cerradas y las cortinas echada…





//