La actividad económica cayó 0,2 por ciento en mayo

Según el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) la economía retrocedió en relación a igual mes de 2013 debido a la baja del comercio internacional y a la disminución de la actividad industrial. El Estimador Mensual de la Actividad Económica (EMAE) registró, sin embargo, un avance del 0,5 por ciento en comparación a abril.

De esta manera, el EMAE, que reúne varios de los indicadores que conforman el Producto Bruto Interno, continuó con la tendencia declinante que promedió un 0,2 por ciento en el primer trimestre del año, y 0,7 en abril. El resultado negativo de mayo estuvo influenciado por la merma del 5 por ciento en la actividad industrial, debido a la menor producción del sector automotriz, que disminuyó 35 por ciento en términos interanuales, la metalmecánica (-9,1), el aluminio (-4,6) y el cemento (-12).

Tampoco resultó favorable el comportamiento de la construcción, cuya actividad bajó durante mayo el 4,4 por ciento respecto a igual mes del año pasado, siempre según el relevamiento del INDEC.

En cuanto al comercio con el exterior, si bien mayo cerró con un superávit de 1295 millones de dólares, éste estuvo un 12 por ciento por debajo de los 1438 millones de igual mes del 2013, con un menor nivel tanto de importaciones como de exportaciones. Así, durante el quinto mes del año las exportaciones declinaron un 16 por ciento en términos interanuales (7117 millones de dólares), contra importaciones por 5858 millones, un 17 por ciento menos que en el 2013.

La merma en las ventas al exterior estuvo impulsada por una caída de casi el 30 por ciento en las exportaciones de productos primarios, como una combinación de un retroceso del 20 por ciento en las cantidades y del 12 por ciento en los precios, para sumar 1725 millones de dólares.

Sin embargo, la producción agrícola eludió este sesgo declinante y, según estimaciones del ministerio de Agricultura, la cosecha de soja rondaría los 53 millones de toneladas, 4 millones más que la del ciclo 2012/13, al tiempo que elevó a 33 millones de toneladas su pronóstico de producción de maíz, que el año pasado había sido de 32,1 millones.

En tanto, la producción de girasol se redujo a dos millones de toneladas, desde los 3,1 del año pasado, al tiempo que el Ministerio mantuvo su estimación de que el área sembrada de trigo se mantendrá en 4,5 millones de hectáreas.

 

Fuente: Pagina/12