La broma de Patricia Conde a los periodistas

No hay nada mejor para hacerse una idea de lo que es «Ciento y la madre» que ser víctima de ella. Por eso, Patricia Conde, con Falete como gancho, decidió probar la broma del pinganillo con tres grupos de periodistas que iban a entrevistarla esa mañana. Cuando llegaron a Mediaset los inocentes informadores, el personal de prensa, cómplices de la broma, ya les iban preparando para una atmósfera muy particular: «Patricia Conde está muy nerviosa, no sabemos qué le pasa…». Con un retraso de unos minutos (mientras ultimaban los preparativos del truco del pinganillo), algunos ya bromeaban en el v…





//