La Hipoteca Inversa y Otras Medidas Financieras

La crisis ha hundido la concesión de préstamos para la compra de viviendas. Pero paradójicamente, ha impulsado la denominada hipoteca inversa. Una opción para mayores de 65 años que permite convertir el valor de la vivienda en una renta mensual de hasta tres veces la pensión de la Seguridad Social.

Es un hecho de que está habiendo una restricción en la concesión de prestamos en general, por la falta de lo que se denomina GARANTÍA, en los  análisis  de riesgos de las distintas Entidades Financieras, fundamentalmente por la falta de rentabilidad de las empresas, la inestabilidad en el empleo, la gran bolsa de inmuebles que tienen en sus activos, etc., por no hacernos mas extensos.

Hay que dejar medianamente claro que el negocio fundamental de los Bancos es la captación de Fondos y la entrega de los mismos a diferente tipo de interés. Si estamos en un momento de crisis, paradojicamente, ante la inseguridad se incrementa el nivel de ahorro, claro está, de las personas que pueden ahorrar y las inversiones empresariales  también  se contraen e incluso se están llevando a cabo Provisiones para la posibles Despidos.

En este escenario del aumento del nivel de FONDOS CAPTADOS, que es lo que en  términos  bancarios se llama PASIVO , los Bancos (desgraciadamente para el Ciudadano de a pie se han extinguido las Cajas de Ahorros), se han tenido que reinventar una serie de medidas para hacer positiva su Cuenta de Resultados:Presupuesto

- Dejar de remunerar el pasivo a la vista.

- Bajar el tipo de  Interés en las Cuentas a Plazo Fijo, que en la mayoría de los casos, no compensa la inflación.

- El cobro de Comisiones (Mantenimiento, Transferencias, Cobro de Cheques,  Ingresos  en otra Sucursal, Descubierto, Reclamación de Posiciones Deudoras, etc. etc.)

- Dentro de esto se han fijado en un Colectivo que ademas de tener unos ingresos, mas o menos, fijos LAS PENSIONES, (dependiendo del Gobierno de turno), tienen una GARANTÍA REAL, que son las viviendas, que  ESTÁN  PAGADAS . Como por las razones esgrimidas no se atreven a dar PRESTAMOS HIPOTECARIOS, están  sacando  al Mercado un nuevo Producto.

ESTE ES LA HIPOTECA INVERSA

Puede ser una posible solución a la falta de ingresos de los jubilados. La pensión se ha convertido en muchos casos en la principal fuente de ingresos de la familia y en algunos, en la única. Se hace también necesaria, por tanto, ante la urgencia de tener que arropar y ayudar económicamente al entorno familiar, a los hijos y a los nietos.abuelo-disfrutando-compania-nietos_ECDIMA20140528_0011_17

Las previsiones indican también que en 2050 tres de cada diez españoles tendrán más de 65 años. Y quién sabe si con derecho o no a percibir una pensión pública en ese momento. Ante ese panorama, son muchos ya los que tienen un plan de pensiones privado pensando en el futuro.

Pero, ¿que ocurre con los jubilados que no tomaron esa precaución y ahora se encuentran con dificultades para vivir únicamente de su pensión? Tienen una solución: formalizar una hipoteca inversa.

Nació en 2011 y se trata de un préstamo hipotecario por el que un banco paga una renta mensual a una persona mayor a cambio de que ésta utilice su vivienda como garantía.

A pesar de que al principio su éxito fue limitado porque los mayores no se acababan de fiar del producto, ahora los bancos han vuelto a la carga con mejores condiciones. Venden la hipoteca inversa como una opción para conseguir un extra mensual que, en algunas ocasiones, puede llegar a ser de hasta tres veces la pensión de la Seguridad Social.

¿Cómo se formaliza la operación?

Se trata de un préstamo con garantía inmobiliaria para poder recibir a plazos el dinero que se obtendría con la venta de la vivienda, con la particularidad de que se mantiene la propiedad y se puede seguir haciendo uso del inmueble o incluso alquilarlo.

De esta forma, el propietario recibe una renta mensual hasta su fallecimiento, momento a partir del cual los herederos se hacen cargo del crédito o la entidad ejecutará la garantía.

La cantidad que se recibe al mes está determinada por tres factores.

1) Edad: de manera que a más años, más dinero, ya que la entidad prevé que tendrá que abonar la cantidad durante menos tiempo. Su perfil ideal son las personas de más de 65 años.

2) Sexo: Las mujeres, con una mayor esperanza de vida, cobran menos.

3) El valor de la vivienda: Cuanto mayor sea el precio del inmueble, mayor será la cantidad a percibir.Escrituras de una vivienda

La renta mensual suele extenderse por un periodo de entre 10 y 20 años, aunque también puede ser vitalicia.

Eso sí, la contratación implica una serie de costes, al igual que una hipoteca habitual, que la entidad incluirá en el monto pendiente de la devolución. Suelen ser la comisión de aperturalos gastos de gestión (impuestos, notario, gestoría y registro que la entidad adelanta) y los intereses del préstamo.

La Hipoteca Bienestar de BBVA

BBVA ofrece, por ejemplo, la Hipoteca Bienestar. Garantiza al cliente una renta vitalicia que se calcula en base al valor de la vivienda, la edad de la persona y su esperanza de vida. El banco presta hasta el 80% del valor de tasación de la vivienda a futuro, es decir, incluyendo la revalorización prevista en los años que debería vivir el cliente.

En el momento de contratar el préstamo, también se contrata una renta vitalicia, una especie de seguro para que, si el cliente supera la esperanza de vida que se le asigna, pueda seguir recibiendo su renta mensual. En el caso de que la hipoteca haya sido contratada por una pareja, y uno de los dos cónyuges fallezca, el otro seguirá recibiendo la renta sin modificaciones.

De esta cuota mensual, se van descontando los intereses del préstamo, que rondan el 5%, en línea con la mayoría de hipotecas a tipo fijo que se pueden contratar en el mercado. Cuando el cliente fallece, por lo tanto, le queda por devolver al banco el principal del préstamo.

BBVA concede a los herederos un año de carencia para tomar una decisión: pueden vender el piso, saldar el préstamo con el banco y quedarse con la diferencia. También pueden renegociar la hipoteca para mantener la propiedad de la casa.

La Pensión Vitalicia Diferida de La Caixa

La Caixa comercializa dos modalidades de Hipoteca Inversa. La primera ofrece una cuenta corriente de crédito que posibilita unos ingresos mensuales por un periodo de tiempo determinado. Este préstamo está pensado para personas que desean aumentar el importe de sus ingresos mensuales, pero que no tendrían dificultades si dejan de percibirlos pasado un tiempo, por ejemplo, 10 ó 20 años.

La segunda opción facilita una renta mensual vitalicia. Primero, a través de la cuenta de crédito abierta con garantía hipotecaria y, después, a cargo de una Pensión Vitalicia Diferida que se suscribirá a cargo de esa cuenta de crédito. Esta propuesta se adapta a las personas que no pueden prescindir de unos ingresos adicionales.

Como en todo PRODUCTO FINANCIERO, tiene su “letra pequeña”, pues no están pactadas las condiciones que se dan a los herederos y los mismos pueden tener dificultades para hacerse con la propiedad hipotecada.

Otra consideración, dada la edad del posible Prestatario, es que se deje acompañar por un Asesor Financiero.