La suspensión de @polificcion de Twitter no tiene nada que ver con el gobierno

Por Matthew Carpenter-Arévalo @EcuaMatt

account suspended

Recientemente se suspendió la cuenta de Twitter de Carlos Andrés Vera (@polificcion), y la verdad es que no sé por qué.

Pudo haber él hecho algo para violar los términos y condiciones de la plataforma, o tal vez los troles del gobierno se organizaron para lanzar muchas quejas contra él simultáneamente, lo cual provoca un bloqueo simultáneo. De hecho, la mayoría de los bloqueos de Twitter son automáticos debido a algún comportamiento, pero luego el caso será revisado por un humano. No tengo duda de que lo van a volver a activar. 

Casi inmediatamente algunos han insistido que el gobierno tiene una injerencia en las operaciones de Twitter por ser gobierno o por ser anunciante, lo cual es una tontera total. 

Primero, hay que entender que Ecuador es un país chiquito y poco relevante para una empresa multi-nacional como twitter. Pensar que el gobierno ecuatoriano tiene una influencia fuerte cuando Twitter es el enemigo #1 de gobiernos en todo el mundo (Irán, Turquía, por ejemplo) simplemente no cuadra con ninguna realidad fuera del Ecuador. 

Segundo, Twitter no tiene interés en ceder su autonomía a ningún gobierno ni anunciante, porque al hacer eso los usuarios irían a otras plataformas más neutrales. Su producto principal es la libertad de expresión, y la empresa entiende que una gran parte de su éxito ha sido poder ser neutral durante conflictos entre gobiernos y pueblos. Siendo esa la fórmula, no van a ceder al gobierno de un país chiquito donde ellos ni siquiera tienen una presencia física. 

Tercero, el estado es el anunciante más grande en el Ecuador, pero la parte clave de esa frase es “en el Ecuador”. Al nivel mundial el gobierno es un anunciante chiquito que gasta 1%-2% de lo que gastaría una empresa como Coca Cola. 

Cuarto, el gobierno no tiene un contacto directo en Twitter desde que yo salí.

Cuando trabajaba ahí las únicas veces que se pusieron en contacto conmigo era cuando le hackearon la cuenta del Presidente y para pedir la verificación de la cuenta del ministro Alvarado. La compra de publicidad que hace el gobierno es a través de una empresa tercera que no tiene mucha influencia dentro de Twitter. Cuando el gobierno pide información sobre algún usuario para, por ejemplo, investigar un crimen, tienen que pasar por un trámite formal y luego Twitter publica el numero de pedidos

Finalmente, en otros casos han habido usuarios que han sido suspendidos por violación de copywrite. Si uso tu logo sin autorización, tu puedes (como gobierno, empresa, o particular) exigir que se quite ese contenido, y Twitter, por obligación de la ley DMCA de los EEUU (digital milennium copwrite act) tiene que actuar. Lo mismo pasa con Facebook y Google: una búsqueda simple te puede mostrar cómo automáticamente realizar una queja de DMCA. En un caso muy conocido en el Ecuador, yo personalmente avisé a la dueña de la cuenta suspendida por qué le seguían suspendiendo, pero la persona insistió en continuar publicando el contenido. 

En otras palabras, nadie en Twitter está pensando en cómo complacer al gobierno ecuatoriano. Nadie.  No se crean tanto: simplemente no somos tan importantes, y es producto de la naturaleza muy ensimismada de mucha gente pensar que somos el centro del universo (pues, centro figurativo, ya que si somos el centro literal). Twitter no tiene interés en ser árbitro en la pelea de cínicos que se llama la política ecuatoriana.

Tanto el gobierno como mucha gente de la oposición viven convencidos de que su teoría de conspiración es la teoría de conspiración y que todo lo que pase en el mundo tiene que ser interpretado a través de ese filtro.

La verdad, la mayoría de las veces, es mucho más simple.

Epílogo: Una vez una persona me dijo, con toda seriedad, que sabía 100% que los Alvarado controlan a Twitter. Otra vez, hay que ser muy ensimismado y ignorar lo que pasa en el mundo para pensar que dos hermanos en un país chiquito podrían controlar una empresa multinacional. Luego me puse a investigar y me di cuenta de que el origen era una agencia de publicidad en Guayaquil que decía eso a sus clientes porque la empresa que maneja la venta de publicidad de Twitter en EC rehusa pagar una comisión alta a su agencia.