La verdad también se desvió al Mundial de Fútbol

Jenifer García

Es verdaderamente impresionante la capacidad creativa de los dirigentes políticos venezolanos. La invención de historias que encajen “perfectamente” como justificación a la ineficiencia e ineficacia gubernamental llega a niveles ridículos.

rafa ramirez

De los creadores de “la crisis eléctrica es culpa de las iguanas”, y “el desabastecimiento es culpa de la gente que compra comida de más”. Llega: “no hay vuelos por que se están desviando al mundial”.

Sinceramente abusan de la idiosincrasia sarcástica del venezolano, ofenden nuestra inteligencia, y esperan que sigamos pacientemente tragándonos la falta de entereza, seriedad y firmeza que debe requerir el poder del estado.

Ahora resulta que debemos temerle a los cambios, al futuro y a cualquier alternativa distinta porque resulta que esto es lo mejor entre lo peor.

Pues, permítanme darles mi opinión: esto es responsabilidad de todos. Si no salimos a construir país, a poner nuestro esfuerzo en que las cosas dejen de ser un mal chiste y comiencen a ser proyectos factibles, estaremos perdidos como nación.

No me interesan las salidas fugaces, ni los chantajes gubernamentales, me interesa construir un país con memoria histórica, con valores ciudadanos profundamente democráticos, con gente que valore el bienestar colectivo y no solo el de su propio bolsillo.

La invitación es a construir país, no ha destruirlo.