LAS RAZONES PARA UNA REELECCIÓN INDEFINIDA

El viernes 24 de Mayo del 2013, tras asumir su tercer mandato, Rafael Correa anunció que sería su último periodo como presidente y que era absurdo que pudiera volver a lanzarse como candidato o la posibilidad de una reelección indefinida. Sin embargo exactamente un año después de aquellas declaraciones, el dirigente ha anunciado su petición para una reelección indefinida y su postura de lanzarse nuevamente a la presidencia en las futuras elecciones.

¿Qué es lo que ha llevado a Rafael Correa tomar esta decisión tan opuesta a su planteamiento en un primer lugar? El movimiento Alianza País fue fundado por él mismo en Febrero del 2006 y desde entonces ha sido su máximo líder y representante.  Los objetivos que se impuso en aquel momento para cambiar al país han sido muchos y muy  diversos y   aunque consiguió la mayoría de ellos, siempre quedan nuevas metas por cumplir. Es por ello que afirmó el 18 Abril en la radio colombiana LA FM que a pesar de que no sea el presidente,  él seguirá luchando por el movimiento que ha creado y no se alejara de este.

En 2009 Alianza País tenía el control político del 72% en el país (Alcaldías, prefecturas, concejales, etc…)  según diario El Comercio.  Sin embargo en las pasadas elecciones seccionales del 23 de Febrero,  Alianza País disminuyó su porcentaje de alcaldes a un 33% y de prefecturas a un 50% según el periódico digital “El ciudadano”.

¿Qué mensaje está dando el pueblo a Alianza País y su máximo dirigente? Tal vez que ya no están dispuestos a continuar con el gobierno actual o que votan por Rafael Correa pero no por Alianza País. Este último parece ser el mensaje que ha captado el presidente y por lo tanto,  la verdadera razón de su cambio de opinión acerca de la reelección indefinida.

Rafael Correa planeaba dejar sentado su movimiento, su proyecto de país y que se continúe con el camino que el empezó. Sin embargo se dio cuenta en las pasadas elecciones seccionales  que Alianza País no es Alianza País sin él y que no puede retirarse como pensaba.

Es natural pensar que una persona que “dio a luz” a un proyecto, lo ha criado y dirigido durante tantos años, con tanto esfuerzo no pueda permitirse abandonarlo, ahora cuando más lo necesitan.

De 10 personas a las que se le preguntó cual podría ser el motivo de Rafael Correa para buscar la reelección indefinida y lanzarse nuevamente a la presidencia, a pesar de lo dicho anteriormente,  8 tuvieron la misma opinión de que el presidente simplemente se había aficionado al poder y ahora no quería dejarlo ir. Más en concreto una de las encuestadas afirmó “Simplemente ya le gusto estar arriba y ahora no quiere bajar”.

Esto podría afirmarse como que gran parte de la población tiene el pensamiento de que el presidente no quiere dejar el poder, sin embargo nadie piensa en el otro lado de la moneda.

Y eso es que, si ser el director de una empresa es algo cansado, no se diga dirigir todo un país mego diverso, en vías de desarrollo y con tanta problemática como lo es el Ecuador. En una entrevista realizada por la agencia AFP el 19 de Febrero el presidente declaró “Uno toma decisiones que afectan a otros, por ejemplo a mi familia. Mis hijas se han criado en la adolescencia sin privacidad, casi sin mi (…) el tiempo que uno les puede dedicar es bastante escaso. Quiero retirarme con mi esposa en Bélgica, es algo que le debo por tantos años de apoyo, esto es bastante agotador.”

No obstante aprobar la reelección indefinida es un proceso largo y complejo pues se necesita de una enmienda constitucional. La constitución es la carta magna de un estado, es desde donde nacen las leyes por las que se rige el país y solamente pocas cosas como los Derechos Humanos están por encima de ella.

La actual constitución del Ecuador fue creada en 2008 por la Asamblea Constituyente de aquel año y que en su mayoría eran de Alianza País. Normalmente una constitución en un gobierno democrático dura mínimo 50 años ya que al ser de tal magnitud no puede ser reformada constantemente. Sin embargo Ecuador en su historia ha tenido gobiernos demasiados irregulares, plagados de dictaduras militares que no han permitido tener una constitución eficiente y duradera ni un historial democrático que lo permita.

Es por ello normal pensar que es relativamente pronto para pensar que tendremos una constitución medianamente estable y que pueda durar varias décadas,  por lo que habrá que ir afinando y cambiando conforme se vayan presentando las necesidades del país.

Se ha generado la opinión  de que si llega  la reelección indefinida habremos perdido la democracia como si de una dictadura se tratase, cuando en realidad la gente debe darse cuenta que el hecho de que una persona pueda volver a presentarse a elecciones un número indefinido de veces, NO GARANTIZA que vaya a salir elegida.

Es el pueblo el que elige a sus dirigentes.  Retomando la analogía de una empresa, si un empleado es eficiente ¿Por qué jubilarlo anticipadamente? Si Rafael Correa ha demostrado ser un presidente eficaz para el país incontadas veces ¿Por qué retirarlo ahora cuando empieza a mostrar sus frutos? En el peor de los casos cuando Rafael Correa ya no pueda servir al país, simplemente la gente, el pueblo, dejara de votar por él.

Una de las mayores problemáticas que ofrece el actual presidente es el hecho de que no tiene rival ni sucesor que este a su altura. Los candidatos presentados en las pasadas elecciones presidenciales 2013 en su mayoría fueron personajes muy débiles y existe el peligro de que el país termine en manos de un mal dirigente.

Es el momento de empezar a pensar y construir un escenario político post-Correa y la forma en el que podemos llegar a él sin embargo hasta que eso suceda debemos considerar la posibilidad de una reelección indefinida para evitar caer en un mandatario que no esté a la altura del Ecuador.

Tal vez llegue el día en el que Correa  ya no sea capaz de servir al país pero hasta aquel entonces debemos buscar el siguiente paso para el país y buscar el próximo dirigente, ya sea  de ideología opuesta o no al presidente. Pero que sin duda sea para avanzar y no para retroceder.

No hay que tenerle miedo a la reelección indefinida porque esta es solamente una herramienta más de la democracia y no su enemiga. Creo firmemente en la necesidad de usarla hasta que encontremos la manera de continuar con el país.  Pues como dijo John Lennon, líder de la banda inglesa The Beatles “En la vida no puedes dar el siguiente paso sin saber cómo lo vas a dar así como no puedes romper tu guitarra en el escenario sin saber cómo vas a comprarte otra”.Imagen