Lleno hasta la bandera en el Congreso para un día histórico

En cuanto salió el último diputado del salón de plenos el miércoles pasado, una vez concluido el debate sobre la ley orgánica que hace efectiva la abdicación del Rey, los operarios del Congreso se pusieron manos a la obra. Tenían apenas una semana para preparar el escenario solemne de la proclamación de Felipe VI. Lo primero que desmontaron fue el cableado y las terminales informáticas de la zona presidencial. Allí debía situarse el estrado donde el presidente del Congreso, Jesús Posada, tomará juramento al nuevo Rey. Los trabajos han seguido sin pausa durante este fin de semana. El movimiento…





//