Más sobre Arenales… (Campo de Criptana 1881-1890)

Casa de campo (cercanías de Arenales de San Gregorio): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1991)

Casa de campo (cercanías de Arenales de San Gregorio): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1991)

Ayer hablábamos sobre la petición de ayuda del párroco de la aldea de Arenales de la Moscarda (hoy “de San Gregorio”) a Maximino Cuadra, corresponsal criptanense del periódico El Pueblo Manchego. Necesitaba Arenales construir un templo parroquial, se abrió una suscripción y el párroco le dio difusión al asunto por medio de Cuadra para suscitar los sentimientos católicos de los lectores (véase: El corresponsal Maximino Cuadra y la iglesia de Arenales, Campo de Criptana 1912).

Y ya que nos situábamos ayer en Arenales, justo es que allí nos quedemos hoy, y que sigamos hablando de un lugar cuya historia tan íntimamente unida está a la de Campo de Criptana, tanto que es imposible establecer límites entre ambas. Veremos hoy los nombres de algunos de los vecinos de Arenales en las dos últimas décadas del siglo XIX. No es, advirtámoslo previamente, esto un listado exhaustivo, sino una información que se puede completar mucho más en el futuro. Pero es el comienzo y ese comienzo puede dar mucho fruto en lo sucesivo. Y nos situamos para ello en la época en que el Boletín Oficial de la Provincia de Ciudad Real (a partir de ahora BOPCR) publicaba los listados de contribuyentes electores de cada localidad de la provincia. Tenía pocos contribuyentes electores Arenales por aquellos tiempos, y esos pocos aparecían citados por orden alfabético en el lugar que les correspondía en el listado de Campo de Criptana. Para los residentes en Campo de Criptana se daba el nombre de sus respectivas calles; de los de Arenales se citaba “Arenales” como lugar de residencia o, a partir de 1889 “colonia Arenales”, sin identificación de calle.

Casa de Campo (Arenales de San Gregorio): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1993)

Casa de Campo (Arenales de San Gregorio): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (1993)

Los contribuyentes electores de Arenales comienzan a aparecer por primera vez en estos listados en el BOPCR del 9 de enero de 1881. En ese año se citan dos: Emilio Escribano Alhambra, que pagaba una contribución de 31,94 ptas., y Antonio Escribano Villacañas, con una contribución de 32,68 ptas. Estos mismos encontramos en los BOPCR publicados como supl. 36 a los núms. del 8 de enero de 1883 y 8 de enero de 1884. Cambian mucho las cosas en el BOPCR del 8 de enero de 1889. Cambian los nombres de los contribuyentes y cambia la denominación de Arenales, citado ya como “Colonia Arenales”, como ya se ha dicho. Ninguno de los contribuyentes citados entre 1881 y 1883 aparece ya; en su lugar encontramos a los siguientes, con indicación de la contribución que pagaban: Hilarión Escobar Sánchez, 32,68 ptas.; Bibiano López de la Rica, 37,72 ptas.; y Félix Muñoz Quirós, 43,08 ptas.

Ese mismo año de 1889, el Ayuntamiento de Campo de Criptana decide en sesión ordinaria del 15 de abril:

Previa aprobación del acta anterior, el Ayuntamiento acordó declarar vecino de esta villa al del Tomelloso y colono de la rural de los Arenales, desde el día en que conste lleva seis meses de residencia efectiva en este término y dos años con su familia en aquella colonia.

Cercanías de Arenales de San Gregorio (Vista parcial del  cuadro "Panorámica de Arenales de San Gregorio"): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2001)

Cercanías de Arenales de San Gregorio (Vista parcial del cuadro “Panorámica de Arenales de San Gregorio”): Óleo de José Manuel Cañas Reíllo (2001)

Y sabemos los nombres de algunos de los que se avecindaron en Arenales, cuando éste era un derecho que concedía el Ayuntamiento criptanense. Demos un ejemplo, de los muchos que se podrían proporcionar (y que dejaremos para artículos futuros). En la sesión ordinaria del día 21 de julio de 1890, el Ayuntamiento decidió:

Conceder vecindad á Reyes Cañas Crespo y familia en los Arenales de la Moscarda, conforme al art. 16 de la ley Municipal y ley de 3 de Junio de 1868.

Así lo encontramos en el BOPCR del 22 de agosto de 1890. Lo dejamos aquí por hoy. Queda mucho por decir sobre este tema, pero todo eso que queda lo dejamos para otro día.

JOSÉ MANUEL CAÑAS REÍLLO