Movev denunció indiscriminados botes de aguas servidas en el Neverí

El Movimiento Ecológico de Venezuela (Movev) en Anzoátegui mostró su preocupación ante la creciente la problemática ambiental y de salud ocasionada ante los “botes indiscriminados” de aguas servidas en el río Neverí.
Alejandro Aguilera, presidente de la agrupación verde en la entidad e integrante de la dirección nacional, acotó que en no menos de 30 puntos diferentes solamente en Barcelona se han detectado descargas de aguas negras hacia el Neverí.

(Foto: Prensa Movev Anzoátegui)

(Foto: Prensa Movev Anzoátegui)

“Estamos ante uno de los ejemplos más grandes de la desidia gubernamental en contra de la salud pública de los anzoatiguenses”, precisó luego de una inspección que se realizó a lo largo del afluente con vecinos del sector Fernández Padilla y con expertos ambientalistas, entre ellos el biólogo marino Antonio Oteyza.

Señaló que una cosa es limpiar las riberas del río, en el cual además se destruyó fauna importante y hábitat de diferentes tipos de animales, y otra muy distinta es ocuparse de los reales factores de contaminación como son los vertederos de agua negras en uno principales afluentes de agua dulce.

Le hizo un llamado de atención a la alcaldía de Barcelona como a la Gobernación para que se ocupen más en los grandes factores de contaminación y no tan solo en los detalles de ornato, porque “de que nos sirve limpiar el vaso donde bebemos cuando el agua está sucia”.

Crisis de agua

Aguilera agregó que mientras se está denunciado un aumento considerable de la escasez de agua potable en Anzoátegui como en diversas partes del país, Hidrocaribe no pone coto a las cuantiosas roturas en las tuberías de agua blancalas cuales se desperdician en diferentes puntos de la región.

“Para citar dos casos, tanto en la zona de expansión de Puerto La Cruz, vía San Diego y el Rincón, como en los sectores La Caico, Pele e’ Ojo, y la Polar en el municipio Bolívar, a escasos metros de la sede de la hidrológica, persisten botes constantes agua limpia que se pierden, mientras existen miles de comunidades sin el preciado líquido”.

El eco-dirigente manifestó que el desperdicio de una sola gota de agua potable es un crimen en este momento en Venezuela y en la humanidad. “Parecieran que no saben que los venezolanos estamos pasando una de las sequías más grande de la cual se tenga memoria, pareciera que ellos mismos que hablan de salvar al planeta les importa un bledo que en diferentes lugares del país, de América y del mundo existan sectores enteros que mueren de sed”. (Prensa Movev Anzoátegui)