No sé mucho de política.

Sé que no es necesario conocerla a fondo para darse cuenta que está pasando por la peor de sus épocas, es una vergüenza. ¿Qué se puede esperar de un país que decide su voto para que el candidato opuesto no sea el ganador? Eso sólo demuestra la pobreza de las propuestas y lo poco convencidas que están las personas de a quién le están dando el poder. (Me incluyo).

Por un lado, entiendo por qué los fanáticos de Uribe lo siguen, su “hazaña” fue entregarnos seguridad, este tema no se compra con dinero, impactando a la clase alta, ni se ignora -como la mayoría de las condiciones en las que viven las personas del país más feliz del mundo- “tocando” en la misma medida, a la clase baja. “Podíamos salir tranquilos”, “las bandas estaban controladas”, “la guerrilla estaba disminuida”, “los paramilitares se reinsertaron”. ¿Además de esto cuál es el argumento?, ¿A costa de qué se obtuvo esta seguridad?, ¿Dónde quedan los falsos positivos y los operativos en las comunas donde morían igual cantidad de culpables que de inocentes?, ¿Dónde queda la inversión en la educación, en el agro y la infraestructura?, ¿Qué se hace el dinero (AIS, Carrusel de las contrataciones, Desfalcos en la Dian, en los hospitales, en el sistema de pensiones, en el sistema de salud, etc.) mientras el presidente está enceguecido y ensangrentado en una guerra PERSONAL con la guerrilla?

La vida me dio la oportunidad de estudiar en un excelente colegio y en la mejor universidad, de vivir en el mejor barrio, de irme a estudiar al exterior, de tener medicina prepagada, de transportarme en mi propio carro, realmente me favorece mucho la política de Uribe, me da tranquilidad que es una de las pocas cosas que me afectan de este país, ¿pero cómo puedo ser tan inconsciente y no ver como están los demás?, ¿Cómo no ver que todo el dinero que produce este país se desvanece en armas, estrategias bélicas y en manos corruptas?, ¿Cómo no sentir el daño a las clases mayoritarias de este país (media y baja) en favor de los más ricos?, ¿Cómo no entristecerme por que las personas que nacieron en mi mismo suelo, se mueren esperando atención en un hospital, o de hambre en la calle por no poder recibir una pensión, o a manos de un militar que tiene que mostrar resultados?, es imposible e imperdonable pasar estas y otras muchas cosas por alto.  

Por el lado de Santos tampoco hay mucho que admirar pero por el momento -no puedo asegurar que no saldrán a la luz hechos en su contra cuando el deje el poder-, prefiero apostarle a alguien que está tan convencido como yo, que la guerra no se soluciona con guerra, que “las balas jamás son un argumento político”, que no crea que el fin justifica los medios. No es -Santo- de mi devoción, pero en esta instancia prefiero su manera de ser tibia y acomodada a los hechos que la rebeldía y el sentimiento de TODOPODEROSO que tiene Álvaro Uribe Vélez.