Sobre el boicot a Israel

Todos conocemos la situación de holocausto y apartheid que se está viviendo en medio oriente desde hace más de 60 años. El transcurso del tiempo no trae la paz, sino que agrava cada vez más el problema. Un problema que afecta a toda la humanidad. Aquí no entraremos en cuestiones políticas, sino de estricto caracter humanista. Como dijo el gran Martin Luther King: “una injusticia cometida en cualquier lugar, es una amenaza para la justicia en todas partes”. Amamos al pueblo judío pero condenamos tajantemente las políticas inhumanas y los crímenes de guerra que está cometiendo su gobierno contra el pueblo palestino. Por tanto, hemos de encontrar la forma de enviar un mensaje a los que ostentan el poder para detener esta barbarie. Decir “poder” es casi sinónimo de decir “corporaciones, capital, dinero”. Y en este ámbito nosotros tenemos mucho que hacer.

Esta es la propuesta que se está difundiendo como la pólvora en las redes sociales: boicotear los productos y empresas que tengan su origen en Israel. Y la forma es muy fácil: mirar la etiqueta con el código de barras. Los productos etiquetados por empresas israelíes tienen un código que comienza por 729. En ocasiones, el producto proviene de Israel, pero se etiqueta en otro país (como en el caso de los melones, mangos, aguacates y dátiles de la marca Carmel, o las mallas de patatas de 3kg LZR, que se venden por ejemplo en Mercadona). En este caso, solo tenemos que comprobar el origen: “Made in Israel” o “producto de Israel”.

Aquí podéis encontrar un listado más detallado de productos y marcas:

http://boicotisrael.net/old/documentos/lista_productos_boicot.pdf

Hemos de ejercer presión hasta que cambie la situación y se establezcan compromisos serios para la convivencia en paz de los dos pueblos. ¡Difunde esta información por todas partes y deja de comprar productos manchados de sangre!

Los códigos de barras que comienzan por 729 proceden de Israel

Los códigos de barras que comienzan por 729 proceden de Israel