Tuberculosis resistente puede evitarse con disciplina en el tratamiento

CLINICA TBTijuana.-  La falta de disciplina en el tratamiento contra la Tuberculosis genera resistencia del bacilo a los medicamentos y por consecuencia incrementa el riesgo de mortalidad en los pacientes, informó el Jefe de la Clínica y Laboratorio de Tuberculosis Multifármaco-Resistente del Hospital General de Tijuana, Rafael Laniado Laborín.
Por lo anterior, destacó la importancia de seguir las indicaciones de su médico, así como seguir con disciplina la ingesta del medicamento, en dosis y horario.

 

“En la administración que encabeza el Gobernador Francisco Vega de Lamadrid, se impulsa la cultura de la prevención en salud a fin de que todos los bajacalifornianos tenga una adecuada calidad de vida, en este sentido, a través de la Secretaría de Salud que dirige el Doctor Miguel Antonio Osuna Millán,  se cuenta con un servicio integral para la detección y tratamiento de los casos, tanto en los Centros de Salud, así como en la Clínica y Laboratorio de Tuberculosis Multifármaco-Resistente”, puntualizó.

 

Laniado Laborín señaló que la Tuberculosis es una enfermedad altamente contagiosa, ya que su vía de transmisión es aérea, es decir, cuando la persona enferma (sin tratamiento) tose, habla, estornuda, canta o escupe.

 

“Aunque la enfermedad puede manifestarse en cualquier parte del organismo, el 80% de los casos se desarrollan en los pulmones”, indicó.

 

El Jefe de la Clínica y Laboratorio de Tuberculosis Multifármaco-Resistente dijo  que las personas con sistema inmunológico deteriorado son los más susceptibles a desarrollar la enfermedad, teniendo mayor incidencia en personas con VIH-SIDA, diabetes mellitus, desnutrición y en menores de 5 años de edad.

 

“Los trabajadores de la Secretaría de Salud realizan la búsqueda intencionada de los casos, especialmente en los contactos directos de la persona diagnosticada”, explicó.

 

El especialista exhortó a la población a acudir al Centro de Salud para valoración médica en caso de presentar tos productiva por dos semanas o más, fiebre, pérdida de peso, sudoración nocturna y dificultad para respirar.

 

“En los casos que desarrollen resistencia por falta de disciplina en el tratamiento o interrupción del mismo por aparente mejoría, deberán ser sometidos a otro tipo de fármacos por un tiempo aproximado de 2 años”, abundó.
Para disminuir los contagios, el Doctor Rafael Laniado Laborín, recomendó a los pacientes con diagnóstico de Tuberculosis a cubrir boca y nariz al toser o estornudar, evitar escupir flemas en el piso, así como mantener su hogar ventilado, en especial si sus pruebas de baciloscopía (estudio de flema) continúan positivas.
“La Tuberculosis es una enfermedad curable con participación del médico y paciente, para la cual existe tratamiento gratuito en las unidades de la Secretaría de Salud”, concluyó el especialista.