Un cocinero alérgico al metal se hace obrero y descubre que también es alérgico al hormigón

Cameron Robertson, un chef escocés de 21 años, no logra encontrar un empleo que se adapte a sus condiciones físicas. Y es que, después de trabajar como jefe de cocina y percatarse de que era alérgico al metal, se convirtió en obrero y descubrió que su piel también reaccionaba negativamente ante el hormigón. Al menos, así lo afirma la versión digital del diario «Daily Mail». La desgraciada historia de Cameron Robertson comenzó cuando, a los 18 años, decidió iniciar los estudios para convertirse en chef, su trabajo soñado. Tras meses y meses de dura trabajo y prácticas en diferentes restaurantes…


//