Un Nuevo Género para Taita

Como este es mi primer post, creo que debería comenzar presentando el estudio. Otrora Interactivo es un pequeño equipo de desarrollo de videojuegos enfocado a la creación de experiencias digitales con un alto énfasis en el mensaje. Cuando digo “pequeño” me refiero a que está compuesto por un solo integrante :P pero que afortunadamente ha tenido la ayuda de muchos talentosos artistas que hacen que el trabajo luzca y se escuche mejor de lo que es. (Más información en la sección ¿Otrora?)

Hace aproximadamente 6 meses iniciamos el proyecto con la intención de crear un videojuego de Tower Defense que narrara la historia de la Rebelión Popular de 1814. Para los no iniciados en la historia de Venezuela, este fue un episodio de la guerra de independencia que duró un año y se caracterizó por lo sangriento de sus enfrentamientos y porque condujo a la caída de la Segunda República (Más información aquí).

A lo largo de estos meses el trabajo con nuestro Épico Juego de Tower Defense (El “épico” es meramente decorativo) ha fluido a un buen ritmo. Con sus constantes momentos de pausa y otros de eficiencia desbordada, ha avanzado. Hemos aprendido y creado, revisado y vuelto a crear. Y de este proceso de construcción han surgido ideas para otros juegos que encontraron su espacio en el cronograma de trabajo y que se adelantaron para mostrar a nuestros seguidores de qué viene esto de Otrora. El camino ha sido por demás interesante, llevándonos incluso a participar en el Ludum Dare 29 con el juego The Creature Beneath que logró un respetable lugar 212 en la categoría de diseño, de un total de 2400 participantes (Y apareció en un capítulo de Ludum Dare to Believe que es increíblemente gracioso, véanlo aquí) Así que la cosa no ha estado mal.

Entonces la nación de fuego atacó… No, en serio. La nación atacó, la nación a la que estamos intentando representar con nuestros juegos marcadamente patriotas, nos ataca con una fulana ley contra los videojuegos bélicos y nos obliga a cambiar completamente la dirección en la que llevábamos Taita (Durante más de 6 meses de trabajo y 5 de planificación) descartando por completo el componente bélico. Traducción: ya no puede ser un Épico Juego de Tower Defense.

Bien, desahogada mi frustración debo aclarar que la nación no atacó realmente. La verdad es que la ley existe desde hace un tiempo, solo que yo la había ignorado sistemáticamente confiado en que la temática independentista me salvaría. El año de 1814 fue un año duro y sangriento, por eso consideré que un juego de Tower Defense era la opción perfecta. No íbamos a mostrar sangre y viseras, pero sí algunas armas y uno que otro disparo. El cambio no se produjo porque una autoridad superior lo ordenara, más bien fue una decisión personal. Revisando lo que tenía y revisando el concepto con el que queremos definir el trabajo de Otrora, no parecía muy lógico la utilización de la violencia para representar un hecho histórico, incluso si ese hecho fue realmente violento.

Por ello (y luego de una extensa conversación con mi tutor) decidimos cambiar la mecánica del juego por una que no se sostenga en la violencia como medio para captar la atención. Eso no parece correcto, eso es lo que hace el resto y Otrora no es como el resto. El reto que se nos presenta con este cambio es representar la Rebelión de 1814 de manera dinámica, con el mismo carácter educativo que queríamos  brindarle desde el principio y que conserve el componente de entretenimiento que queremos lograr. No es cosa fácil, como podrán imaginar, pero la idea de plantearnos un reto para lograr hacer las cosas diferentes es motivación suficiente para intentar.

 Ya tenemos una idea de cómo será la nueva mecánica y puedo decirles que es increíblemente adictiva. Pero los detalles se los doy otro día. Por ahora, visiten el blog. Curucuteen entre las diferentes secciones y conozcan nuestro trabajo. Estoy seguro que encontrarán algo de su agrado. Disfruten los juegos que tenemos para ustedes y tomenlos como un abreboca mientras esperan por el Épico Juego de *inserte aquí el género* que estamos preparando para ustedes.

 Nos encontramos luego

 AJ