Una década sin El Potra, el gran veedor de toros

Miguel Criado Barragán, «hijo de legítima madre». Esa era su tarjeta de presentación. El Potra le llamaban todos. Así se le conocía en el mundo taurino, donde ejercía la profesión de «veedor de toros». Personaje irrepetible, de aquellos que ya no quedan, de aquellos que ya andan juntos por las alturas, como El Pipo o Camará . ¡Menuda terna! Hace ya una larga década que murió el hombre que se fue a nacer a Almonte, «la tierra de la madre que me parió», me cuentan que decía mientras recordaba que antiguamente era costumbre que las mujeres diesen a luz en la arena donde ellas habían nacido. Un…





//