Unos Spurs de leyenda consiguen tomar Miami

El encuentro se presentaba clave en el devenir de las Finales. Tras el empate conseguido por Miami en el segundo partido de la serie, este tercero era un punto de inflexión. El choque que, habitualmente, decanta el campeón. Así había sido en el ochenta por cierto de las ocasiones, lo que añadía a los dos equipos un poco más de presión. Con ese panorama, Miami, de nuevo en casa, y San Antonio salieron al parquet en busca de la victoria. La irrupción de Boris Diaw en el cinco inicial desvelaba las intenciones de Popovich por intentar cerrar la zona, sangría que le costó el triunfo en el segundo…





//